5 Razones por las que los Laboratorios de Informática de la Escuela Siguen Siendo Importantes

En respuesta a un incremento en el numero de estudiantes con computadoras personales, educadores y administradores se encuentran cuestionando la necesidad de laboratorios de computación. Sin embargo, mientras el acceso a la tecnología esta cambiando su función, laboratorios de computación se mantienen relevantes en los campus de educativos por ciertas razones. Para principiantes, los laboratorios de computación son ambientes inclusivos y estructurados para el aprendizaje en donde los estudiantes pueden preparar sus habilidades tecnológicas del futuro.  

Y porsupuesto, hay mas razones para mantener los laboratorios de computación en escuelas. Lee la lista completa aquí. 

No hace mucho, los laboratorios de informática de los centros educativos eran el sostén del entorno educativo. Hoy en día, no es tan así. De hecho, se han vuelto totalmente controvertidos. Su existencia misma es la raíz de la controversia. 

Muchas escuelas ofrecen un dispositivo informático para cada estudiante. Aquellas que aún no lo han logrado, aspiran a ello. Los presupuestos son ajustados. El tiempo es un recurso limitado. El laboratorio de informática se ha convertido en un objetivo para evitar ambos. Quienes están a favor de eliminar los laboratorios de informática de la escuela sostienen que el 1:1 es la respuesta a todas las necesidades informáticas.

Se preguntan: ¿Por qué financiar un laboratorio de informática cuando los estudiantes llevan consigo la potencia informática de una clase a otra? ¿Por qué quitarle tiempo a las asignaturas básicas para enseñar informática cuando los estudiantes tienen esta herramienta de aprendizaje en todas partes? ¿Por qué los docentes no pueden integrar las habilidades informáticas en sus planes de estudio? 

El impacto de la informática móvil en la educación es indiscutible. Estos potentes dispositivos provocaron un mar de cambios a la par de la microcomputadora, que puso en marcha los primeros laboratorios de informática en los centros educativos. La accesibilidad al poder informático ya no está limitado por el tiempo y el lugar.

Algunos dicen que estos cambios presagian la muerte del laboratorio de informática en los centros de estudio. Sin embargo, muchos educadores abogan por continuar con su uso. A continuación, encontrará cinco razones clave de por qué los laboratorios de computación de los centros educativos todavía importan en el entorno actual. 

1. Las Estaciones de Trabajo Tienen Más para Ofrecer

La potencia informática portátil ofrece ventajas de aprendizaje en prácticamente cualquier entorno educativo. Sin embargo, los iPads y Chromebooks tienen sus limitaciones. Es cuestión de usar la herramienta adecuada para el trabajo. Existen muchas situaciones en las que las estaciones de trabajo con PC son más adecuadas. Las estaciones de trabajo completas de los laboratorio de informática ofrecen mayor potencial de cálculo y más superficie de pantalla que los dispositivos móviles. Ofrecen mejor ergonomía y teclados de tamaño completo. Los PC con potentes procesadores son ideales y, a menudo, imprescindibles para temas como programación avanzada, ingeniería y edición de video. Los teclados de tamaño completo hacen más fácil escribir documentos largos. Una superficie de pantalla adicional permite que los estudiantes trabajen de forma más inteligente y con mayor eficiencia. Más información en pantalla se traduce en menos tiempo requerido para hacer clic y cambiar entre pestañas y ventanas. Esto tiene un sinfín de ventajas. Por ejemplo, los artículos de referencia se pueden mantener abiertos y visibles mientras que los estudiantes escriben un ensayo. Los beneficios de un monitor de tamaño completo no son triviales. La correcta ergonomía al trabajar en informática es fundamental para reducir la tensión, la incomodidad y las lesiones a largo plazo, como las hernias discales. La parte superior de la pantalla debe estar a nivel de los ojos o ligeramente por debajo. Las laptops se ubican a una altura mucho menor en las superficies de trabajo. A menudo, esto resulta en una tensión considerable en el cuello, comúnmente denominada “tech neck” (o cuello de texto). El uso de un monitor de tamaño completo y ajustable mantiene a los estudiantes cómodos en el presente y protege su salud a futuro.

5 Razones por las que los Laboratorios de Informática de la Escuela Siguen Siendo Importantes

¿No necesita un sistema de procesamiento potente en el laboratorio de informática de su escuela? ¿Su escuela entrega computadoras portátiles o Chromebooks a todos los estudiantes? Obtenga las ventajas de la comodidad y productividad de las estaciones de trabajo al ofrecer monitores externos de tamaño completo. Incluya estaciones de acoplamiento u opciones de WiFi para facilitar la conectividad.

2. Los Laboratorios de Informática de los Centros Educativos Aseguran un Acceso Equitativo

Si bien la informática 1:1 está en aumento, persisten las brechas de equidad. Muchos centros todavía no tienen los recursos para implementar el aprendizaje 1:1. El Consorcio para Redes de Escuelas (CoSN) revela el alcance de estas brechas en su encuesta anual sobre infraestructura para el periodo 2018-2019. El cuarenta y un por ciento (41 %) de los estudiantes de secundaria no tienen acceso a un dispositivo no compartido en la escuela. En las escuelas de educación media, el 37 % de los estudiantes no tienen acceso individual 1:1 a los dispositivos. Los alumnos de escuela primaria tienen el menor acceso a dispositivos personales, con un 71 %. Esto representa algunos avances con respecto al año anterior. Sin embargo, una gran parte de la población estudiantil de los Estados Unidos sigue sin tener un dispositivo exclusivo durante la jornada escolar.

Los Laboratorios de Informática de los Centros Educativos Aseguran un Acceso Equitativo

Según la encuesta, en el hogar no se observó ningún avance en el acceso de los estudiantes a los dispositivos informáticos. De hecho, esta es una tendencia cada vez más generalizada. Desde el 2015, el 10 % o menos de los distritos escolares han informado que todos sus estudiantes tienen acceso a Internet a través de dispositivos no compartidos en el hogar. Hasta que todos los estudiantes tengan un dispositivo informático exclusivo, los laboratorios de informática de la escuela ofrecen un lugar para el acceso equitativo a este recurso vital.

3. Los Laboratorios de Informática de la Escuela Complementan el Aprendizaje en el Aula

Los alumnos que utilizan Chromebooks u otros dispositivos móviles en las clases obtienen habilidades de alfabetización digital junto con el plan de estudios normal. Los alumnos escriben las notas en computadora. Los proyectos grupales se dirigen de manera digital. Internet está disponible para las tareas de investigación. Es una integración natural. Por tanto, algunos educadores concluyen que todos los aspectos del aprendizaje informático deben quitarse del laboratorio de informática y llevarse al aula diaria. Del otro lado del debate, se encuentran quienes defienden mantener instalaciones informáticas independientes. En la cima de la lista de motivos se encuentra el tiempo limitado para aprender en clase. Los docentes ya cuentan con poco tiempo dentro del aula. Abordar el plan de estudios obligatorio y asistir a los alumnos es un reto diario. ¿Cómo harán estos docentes para dar la instrucción que antes estaba a cargo de un especialista en tecnología o un docente informático? Encontrar tiempo exige sacrificar otra cosa. Los laboratorios de informática brindan un tiempo y un espacio para desarrollar habilidades que no están directamente relacionadas con el plan de estudios normal. Estas habilidades se pueden aprender primero en el laboratorio. Luego, pueden dominarse a través de la aplicación permanente en el hogar y en el aula.

4. Un Laboratorio de Informática con Otro Nombre… Sigue Siendo un Laboratorio de Informática

Muchas escuelas le han cambiado el nombre a su laboratorio de informática en lugar de eliminarlo por completo. Normalmente, esto implica cierto grado de expansión espacial y tecnológica. A menudo, incluye un nombre totalmente nuevo, como:

  • Área común de aprendizaje
  • Laboratorio de aprendizaje
  • Área común de información
  • Estación de información
  • Área común académica
  • Espacio de creación
  • Laboratorio de CTIM
  • Centro de innovación
  • Área común digital

La integración de las estaciones de trabajo en la biblioteca escolar es un enfoque generalizado. A menudo, a estos espacios diversos se los conocen como el “área común de la biblioteca”. Cada vez es más frecuente que las bibliotecas escolares se dediquen menos a almacenar materiales impresos y más a colaborar y crear significado.

área común de la biblioteca

Son un lugar perfecto para establecer filas de estaciones de trabajo de uso individual, espacios de colaboración ricos en tecnología o cualquier combinación de tecnología para el espacio de aprendizaje del siglo XXI ideal de su escuela. ¿Quiere mantener la tranquilidad en la biblioteca misma? ¿Tienen recursos de personal limitados? Pruebe esta recomendación para los laboratorios de informática de escuelas primarias:

  1. Ponga de 25 a 30 computadoras junto a la biblioteca
  2. Use una división de vidrio para separar las dos salas
  3. Se necesita menos personal, ya que se pueden vigilar ambas áreas
  4. Si se recortan los fondos de la escuela, la gran proximidad de la biblioteca y el laboratorio disminuye la posibilidad de que ambos se cierren

El laboratorio de CTIM es otro enfoque emergente. Estas espacios de aprendizaje de alta tecnología dedicados están diseñados para fomentar que los alumnos exploren, construyan y creen. En general, los laboratorios de CTIM incluyen estaciones de trabajo individuales y espacios de colaboración totalmente provistos. En las escuelas con buena financiación, los laboratorios de CTIM a menudo complementan los dispositivos de los alumnos y un espacio común robusto para la biblioteca. Por ejemplo, St. Thomas School entrega a cada alumno una computadora portátil y cuenta con dos espacios de CTIM dedicados. Otra opción consiste en reacondicionar un laboratorio de informática ya existente en la escuela. El laboratorio permanece en su ubicación actual, pero se somete a una renovación de su mobiliario, tecnología y decoración para adaptarse mejor a los enfoques de aprendizaje de hoy en día.

5. Los Laboratorios de Informática Modernos Promueven la Colaboración

Los laboratorios de informática tradicionales fueron diseñados para facilitar una cosa: clases grandes donde alumnos individuales participaban en tareas similares. A menudo eran habitaciones sin ventanas, con estaciones de trabajo que demarcaban las paredes por donde pasaba el cableado. En los laboratorios de informática de hoy, el espacio común de la biblioteca y los laboratorios de CTIM no tienen mucha similitud con sus antepasados. Además, están diseñados para permitir una enormidad de actividades de aprendizaje: aprendizaje individual y pruebas, claro está, pero también, y lo que es más importante, el trabajo grupal colaborativo. Así como las aulas se están rediseñando para alojar los estilos de aprendizaje constructivistas de hoy , los laboratorios de informática también se están rediseñando para facilitar el trabajo conjunto para explorar conceptos y crear significado.

Diseño de un Laboratorio de Informática Escolar del Siglo XXI

No existe una sola manera correcta de diseñar un laboratorio de informática del siglo XXI. (Como sea que lo llame). Comenzar teniendo en cuenta la finalidad es un buen punto de partida. ¿Cuáles son sus objetivos para el espacio? ¿A cuántos estudiantes desea alojar? ¿En qué formas se utilizará? A menudo, los espacios comunes combinan una gran variedad de tecnología y mobiliario para facilitar diferentes tipos de aprendizaje. Se incluyen investigación y aprendizaje remotos o en línea; creación de contenidos y colaboración; pruebas y estudios; trabajo individual y grupal; tutorías, estudiaos y socialización; incluso prácticas de clubes de deportes electrónicos. No hay dos espacios comunes de aprendizaje ni laboratorios de informática que sean iguales. La flexibilidad y la capacidad de evolucionar junto con la tecnología y la pedagogía son fundamentales. Dividir el espacio en zonas según la actividad puede resultar útil.

  • Zonas de trabajo individual. Pueden incluir una variedad de opciones tecnológicas. Cubículos más pequeños para usar con dispositivos individuales, como tabletas y laptops. Espacios más grandes con monitores externos para conectar a dispositivos personales. Y estaciones de trabajo con PC completamente provistas para permitir el aprendizaje de CTIM y otros trabajos de proyecto especializados. Incluso es útil algún tipo de particionamiento para mayor privacidad.
  • Zonas de colaboración. Los muebles modulares son clave para alojar muchos tipos de trabajos en grupo o basados en proyectos. Lo ideal es que los estudiantes puedan reconfigurar las mesas de forma sencilla para que se ajusten a sus necesidades. El acceso a la energía, la conectividad y la carga son aspectos importantes. Los monitores grandes de 24 pulgadas o más con ángulos de visión amplios ayudan a que los estudiantes puedan ver fácilmente el contenido de proyectos y presentaciones grupales.
  • Zonas de aprendizaje social.Proporcionar áreas menos estructuradas permite a los alumnos colaborar y aprender de manera más distendida. Un mobiliario cómodo y acogedor, así como mesas de café imprimen un tono relajado. Es de esperar que el volumen de las conversaciones y el nivel de ruido en estas áreas sea mayor, así que planifique la acústica.

Los monitores con panel IPS ofrecen las mejores características para apoyar la colaboración. Estos incluyen los ángulos de visión máximos posibles, tanto hacia arriba y abajo, como de lado a lado, sin cambios en el color ni en el contraste. Cuando el presupuesto lo permite, la resolución 4K ofrece el mayor detalle visible. La tecnología Ultra HD tiene un impacto visual particularmente notable en los rangos de visión cortos que son comunes en el trabajo colaborativo de proyectos. Las capacidades de intercambio de contenido son otro aspecto importante de las zonas de colaboración. Ya sea con cable o wifi, los estudiantes deben poder conectarse y compartir contenido de forma rápida. Llámelo como quiera, pero bien puede que el laboratorio de informática haya llegado para quedarse. La transformación creativa de laboratorios de informática de las escuelas es una manera inteligente de satisfacer las necesidades educativas en evolución. Estos espacios tecnológicos enriquecidos dan lugar a más alumnos de manera equitativa, y con mayor poder informático y una mayor superficie de pantalla. Ofrecen un lugar para que los alumnos exploren, creen, se conecten y desarrollen habilidades de alfabetización digital: habilidades fundamentales para prepararse para estudios universitarios y el mundo del trabajo.