Colaboración Exitosa con Aprendizaje Remoto

Successful Collaboration with Remote Learning

La colaboración desempeña un papel importante en la mayoría de las clases o cursos académicos, independientemente del método que se use, pero lograr una colaboración exitosa con el aprendizaje remoto también plantea algunos desafíos únicos. Sin embargo, aunque todos los miembros del grupo de aprendizaje estén físicamente separados, hay medidas que las instituciones académicas, los docentes y los alumnos pueden tomar para facilitar el trabajo en equipo de manera remota con éxito.

Continúe leyendo para obtener más detalles sobre cómo se puede lograr una colaboración exitosa con la educación a distancia.

La gran mayoría de los cursos académicos incluyen elementos colaborativos, y esto también se aplica al aprendizaje remoto. Ya sea que se trate de debates grupales, en los que se comparten, analizan y amplían ideas, o de una colaboración estrecha entre personas que están dentro de un mismo grupo de aprendizaje, el trabajo en equipo puede servir para aumentar la participación y mejorar la comprensión. Sin embargo, con respecto al aprendizaje a distancia, la distancia física sí impide que se lleven a cabo algunas de las actividades colaborativas habituales que pueden encontrarse en un aula tradicional, y suele ser necesario contar con soluciones tecnológicas para resolver este problema. En este artículo, exploramos las maneras en que pueden darse las colaboraciones exitosas con aprendizaje remoto.

¿Por Qué es Importante la Colaboración?

Antes de ver cómo puede lograrse la colaboración exitosa, es útil entender por qué son necesarias las actividades colaborativas y cuáles son realmente los beneficios. Tal como se explica en un artículo de Education Week, la colaboración puede ayudar a que los alumnos analicen los temas más en detalle y que piensen también sobre los puntos de vista de otras personas. Además, las aptitudes de colaboración se aprenden con el paso del tiempo, y la gran mayoría de los empleadores buscan activamente candidatos que tengan la capacidad de trabajar con éxito como parte de un equipo.

Por supuesto, la importancia de la colaboración en el aprendizaje remoto va más allá de esto porque puede ayudar a superar parte del aislamiento natural que se asocia con estudiar desde casa. Fundamentalmente, el aspecto social puede hacer que las clases virtuales sean más divertidas e interesantes, lo que es esencial para generar los niveles correctos de participación de los alumnos.

Comunicación Sincrónica

Una de las maneras más obvias de posibilitar la colaboración a través del aprendizaje a distancia es mediante la comunicación sincrónica. En pocas palabras, esto hace referencia a los métodos de comunicación que se producen con todos los participantes presentes e involucrados activamente en la comunicación al mismo tiempo, a pesar de estar en distintas ubicaciones geográficas.

Por ejemplo, las plataformas de chat en línea y de mensajería instantánea permiten que los alumnos tengan interacciones recíprocas. Esto hace que sea más fácil trabajar juntos en proyectos o compartir conocimiento e información sobre el curso. La colaboración también puede facilitarse a través de aulas virtuales que funcionan como un espacio en línea compartido.

Los conceptos tales como videoconferencia, pizarra digital y uso compartido de pantalla pueden ayudar a todos los miembros del mismo grupo de aprendizaje a colaborar, y dichos conceptos pueden habilitarse a través de soluciones como myViewBoard. Mientras tanto, los docentes pueden alentar el trabajo en equipo a través de cuestionarios, presentaciones y actividades similares en grupo para las aulas virtuales.

Synchronous Communication

Comunicación Sincrónica

El aprendizaje sincrónico ofrece opciones para que todos los participantes se involucren en la comunicación y la colaboración, a pesar de estar en distintas ubicaciones geográficas.

Comunicación Asincrónica

Aunque la mayoría de la gente piensa en los esfuerzos colaborativos como actividades grupales que se producen a través de interacciones en tiempo real, la realidad es que la comunicación asincrónica también es necesaria para facilitar la colaboración exitosa. Por ejemplo, muchos cursos usan tableros de anuncios, en los que los alumnos pueden debatir temas y compartir información.

En algunos casos, los alumnos pueden colaborar delegando distintas tareas y, luego, pueden enviar su trabajo por correo electrónico. Como ejemplo, los alumnos que trabajan en un proyecto conjunto pueden ocuparse cada uno de distintas tareas y, después, enviar lo que hicieron a los demás para poder combinar todo en un único proyecto final.

Existen varias ventajas asociadas con la colaboración asincrónica. Para empezar, los alumnos no necesitan estar trabajando en proyectos colaborativos todos al mismo tiempo, lo que brinda flexibilidad. Además, las publicaciones en tableros de mensajes y los correos electrónicos no desaparecen en caso de que se pierda la conexión a Internet temporralmente. Sin embargo, la colaboración asincrónica es más lenta.

Successful Collaboration with Remote Learning

Comunicación Asincrónica

La comunicación asincrónica ofrece flexibilidad cuando se trabaja o se colabora en grupos más grandes; sin embargo, puede ser más lenta que la colaboración sincrónica.

La Función de la Informática en la Nube

Cuando se trata de generar el nivel adecuado de colaboración con el aprendizaje remoto, la tecnología de la informática en la nube puede ser muy valiosa. Como punto de partida, las soluciones basadas en la nube, como Microsoft Office 365, pueden garantizar que todos los alumnos usen el mismo software, lo que elimina los problemas de compatibilidad que, de otra manera, perjudican los esfuerzos colaborativos.

Sin embargo, más allá de esto, las soluciones de almacenamiento en la nube pueden facilitar el uso compartido de archivos digitales de manera rápida, segura y eficiente, ya sea con personas específicas o con toda la clase. De hecho, con una combinación de soluciones de software basadas en la nube y de almacenamiento en la nube, es posible que varios alumnos hagan cambios en el mismo documento al mismo tiempo.

Conclusiones

Alentar a los alumnos a que trabajen juntos en ciertas tareas puede ayudar a comprender mejor los conceptos clave y también a desarrollar el tipo de aptitudes colaborativas fundamentales que se necesitan en muchos lugares de trabajo. Aunque el aprendizaje remoto exige algunos ajustes en las formas en que suele funcionar la colaboración, dado que los alumnos no están físicamente presentes en el mismo lugar, ambas formas de comunicación digital, sincrónica y asincrónica, pueden ser de utilidad.

Los ejemplos de posibles actividades colaborativas pueden ir desde ejercicios de lluvia de ideas en equipo, presentaciones y proyectos conjuntos hasta cuestionarios virtuales hechos en el aula. Cuando la colaboración se transforma en una parte fundamental de un curso de enseñanza remota, los participantes suelen involucrarse más y puede generarse una cultura de responsabilidad compartida.