Comprar un Monitor USB-C

USB-C monitor

Un monitor USB-C usa el cable USB-C de gran versatilidad —y gran velocidad— para conectarse a su dispositivo. Dado que los dispositivos avanzan hacia un tipo de conexión universal, es útil tener la amplia funcionalidad de una conexión USB-C en su pantalla. Con la transferencia de datos bidireccional, la carga y un conjunto de otras ventajas, parece que las conexiones USB-C serán el futuro de los monitores y de otros dispositivos. Pero la tecnología tiene algunas desventakas que debe tener en cuenta primero.

Lea aquí debajo para obtener más información sobre cómo conseguir un monitor USB-C que funcione para usted.

El primer USB apareció en 1996. Ahora, 23 años después, el USB 3.2 se está adoptando en la industria a través de los conectores USB-C (o USB Tipo C). Esto incluye una amplia gama de casos de uso, por ejemplo, a través de monitores USB-C exclusivos.

Ha sido un recorrido rápido para el USB desde el 1.0 hasta las iteraciones más recientes y, probablemente, resulta un poco más complicado de lo que parece.

Profundicemos en los motivos.

También conocido como Universal Series Bus (Bus de Serie Universal), es muy probable que usted haya utilizado una unidad USB para transferir documentos en algún momento. Es necesario que conozca las diferencias clave entre las distintas variantes. Principalmente, el número de versión del USB se refiere a la velocidad a la que se pueden transferir los datos alojados en el USB. Por ejemplo, el USB 1.0, a toda velocidad, puede transferir datos a 1,5 megabytes por segundo. En cambio, el SuperSpeed USB 3.2 puede transferir datos a una velocidad de 2,5 gigabytes por segundo. ¡Es una mejora increíble!

La otra diferencia clave entre las variantes de USB radica en sus enchufes de conexión. El tipo A y el tipo B, así como sus variantes de menor tamaño, han dominado el mercado USB durante gran parte de la existencia de la tecnología. Sin embargo, desde 2014, la popularidad del USB tipo C ha aumentado rápidamente, sobre todo, porque se presenta como una solución de un solo cable.

Los monitores USB-C o monitores USB tipo C con su integración en computadoras disponibles en el mercado se han convertido en una subsección por sí solos. De aquí en adelante, nuestro objetivo consiste en despejar sus dudas y ayudarlo a realizar una compra informada de un monitor USB-C.

¿Qué es el USB-C?

El USB-C es conocido formalmente como USB tipo C. Fue diseñado en 2014 y estuvo disponible más o menos al mismo tiempo que el USB 3.1. El USB-C, como conector con 24 pines —12 en cada lado—, se desarrolló con el objetivo de aumentar las velocidades de transferencia.

Monitor USB-C

Este diseño de dos carriles ha logrado que el USB-C o USB tipo C sea atractivo para muchas más aplicaciones que las simples memorias USB. Hoy en día, como solución de un solo cable, puede encontrarlo integrado en Thunderbolt, HDMI y DisplayPort, por nombrar algunos. Teniendo en cuenta la amplitud de su implementación, los puertos USB-C se pueden encontrar tanto en Mac como en PC. En ese sentido, al comprar un monitor USB-C, cuanto mayor sea la compatibilidad, mejor será.

Beneficios de Tener un Monitor USB-C

Como sucede con la mayoría de los aparatos electrónicos modernos, los monitores USB-C o monitores USB tipo C llegaron para hacer su vida más fácil y conveniente. Gracias a la compatibilidad entre dispositivos, la flexibilidad de uso y la capacidad para reproducir videos en alta resolución, sin duda, existen suficientes beneficios para que un monitor USB-C justifique su interés por tenerlo. Asimismo, los monitores USB-C ofrecen a los usuarios una solución de un solo cable.

Compatibilidad entre Dispositivos

Los enchufes no universales son lo peor, ¿no es cierto? Primero, hay que encargarse de todos los diferentes cables, sobre todo si tiene que trasladarse. El cargador del teléfono, el cargador de la computadora, los auriculares, y así sucesivamente.

Por suerte, los monitores USB-C, así como el USB-C en su conjunto, están aquí para ayudar. Si desea conectar su MacBook y su tableta PC, es tan fácil como conectar el cable USB-C a sus puertos respectivos. Realmente es una solución de un solo cable. Créase o no, este ejemplo funcionará en el contexto de casi todos los dispositivos, desde su teléfono Android hasta su Chromebook y más.

Flexibilidad

A diferencia de los cables y puertos de otros dispositivos, un monitor UCB-C posee una variedad de usos increíblemente flexible, por lo que actúa como una estación de acoplamiento. Por ejemplo, como solución de un solo cable, puede conectar su computadora portátil a su monitor y, de esta manera, transmitir a la pantalla más grande. Al mismo tiempo, el cable USB-C, cuando está conectado al monitor, puede utilizarse para cargar su teléfono.

Alta Resolución

Por lo general, los monitores USB-C pueden reproducir videos en alta resolución. Habitualmente, esto se manifiesta como UHD 4K y 60 cuadros por segundo con transmisión de audio de manera simultánea. En definitiva, eso es excelente y, gracias a las capacidades de transmisión a alta velocidad del USB-C o USB tipo C, en su conjunto, este beneficio se mantiene cuando se lo conecta desde su computadora portátil, teléfono inteligente o tableta. Como mínimo, los usuarios de monitores USB-C pueden estar seguros de que no se producirá una degradación visual al conectarlos desde estos dispositivos.

¿Pueden Existir Desventajas de Tener un Monitor USB-C?

Aunque la electrónica moderna tiene como objetivo facilitar la vida, muchos productos a veces no lo logran. Es posible que esto no tenga nada que ver con el producto en sí mismo, sino, más bien, con la forma en que la industria, en su conjunto, cambia con el tiempo. La obsolescencia diseñada, la necesidad de contar con accesorios y la falta de compatibilidad con entradas más antiguas son algunos de los problemas a los que se puede enfrentar como usuario de un monitor USB-C.

Conozca los Puertos

A medida que las entradas tienden lentamente hacia un diseño universal —incluido el USB tipo C—, se están eliminando determinados puertos clásicos de las últimas iteraciones de productos. Las computadoras portátiles de Apple, en especial, son responsables de esto. Hace tiempo, sus máquinas estaban equipadas con HDMI, USB, auriculares, Thunderbolt, SD, unidad de disco, Ethernet, FireWire y DisplayPort. Compárelo con lo que sucede hoy en día y verá que todas esas opciones se han simplificado a un par de puertos USB-C.

Cuando compre un monitor USB tipo C, asegúrese de tener en cuenta qué otros puertos contiene. Si es USB-C exclusivo, entonces tendrá que comprar adaptadores individuales o una base USB general para recuperar la gama completa de entradas posibles. En resumen, sepa lo que está comprando antes de asumir un compromiso definitivo.

Obsolescencia Diseñada

Al comprar cualquier tipo de tecnología, es lógico preguntarnos si un modelo nuevo se avecina. Además, el interrogante podría tornarse a… cuánto tiempo durará el potencial producto nuevo. La cuestión es que a nuestra sociedad se le ha enseñado a reemplazar un producto, en lugar de mantenerlo. ¿Con qué frecuencia ha considerado vender su producto existente solo para comprar la versión más reciente?

Esta tendencia se ve reforzada por el concepto de obsolescencia diseñada, en virtud de la que los fabricantes diseñan sus productos para que se rompan después de cierto periodo, generalmente, cuando un modelo más nuevo se aproxima. Esto es aplicable al contexto de los monitores USB-C. Durante los últimos 23 años, los USB en su conjunto han experimentado 3 grandes iteraciones y 12 tipos de conexión diferentes. En definitiva, es una tecnología que experimenta cambio y desarrollo rápidos. Por lo tanto, cuando compre un monitor USB-C o USB tipo C, asegúrese de que el puerto no pase de moda en un futuro cercano.

Consejos para Comprar USB-C

¡Felicitaciones! Ahora ya conoce muy bien lo que son los monitores USB-C, así como sus ventajas y desventajas. Las primeras, obviamente, abarcan la capacidad del USB tipo C para actuar como solución de un solo cable. Ahora es tiempo de que vaya de compras. Es la actividad favorita de todos, por lo que debería ser la parte divertida. Con eso en mente, hemos recopilado tres consejos para aquellos que buscan acotar las opciones de monitores USB tipo C. Se incluyen los límites de presupuesto, las opciones de puertos y la finalidad prevista del propio monitor.

Adiós, Presupuesto

Si está buscando un monitor USB-C demasiado económico, será mejor que busque otra cosa. Dicho esto, si lo que busca es un monitor USB tipo C económico en comparación con otros monitores USB tipo C, entonces existen opciones. De cualquier manera, considere que gastará entre $300 y $500 por un modelo base y que hay modelos de gama más alta que cuestan hasta miles de dólares.

Conozca sus Puntos Fuertes

Como sucede con casi cualquier compra, asegúrese de que su elección se ajuste a sus necesidades, en lugar de adoptar una mentalidad de que un solo modelo sirve para todos los usos. Tal es el caso de los monitores USB-C ya que, si va a gastar dinero, debe optimizarse para que se adapte mejor a sus objetivos. Los mejores monitores USB tipo C para diseño, calidad de sonido, portabilidad, uso en la oficina, uso doméstico, configuraciones de monitor dual y juegos son solo algunas de las variantes que puede elegir.

No Piense Solo en el Puerto

Si bien las opciones de puertos de un monitor USB-C son definitivamente un factor decisivo, no deje que las imperfecciones en este aspecto lo alejen de un producto que de otro modo es excelente. Ahí es donde entran en juego las bases USB-C. En contexto, piense en ellas como adaptadores a gran escala que ofrecen las opciones de puertos que le faltan a un monitor USB-C exclusivo. Por lo tanto, cuando compre un monitor USB tipo C, piense con originalidad para encontrar soluciones a sus problemas relacionados con los puertos. ¡Podría ser que esté a un solo accesorio útil de distancia de encontrar una solución!

Recomendación sobre Monitores USB-C

Sinceramente, existen varios monitores USB-C buenos en el mercado. Sin embargo, si pidieran recomendar una sola marca, sería ViewSonic. Los monitores VG2455 y VG2755 de la empresa realmente están a la vanguardia y son perfectos para aquellos que buscan un monitor que haga hincapié en la ergonomía, el diseño, la conectividad versátil, la consistencia visual y una solución de un solo cable. Para obtener más detalles sobre la serie VG, consulte este video. Además, si está interesado en los monitores y desea ver si uno de ellos puede ser el producto de sus sueños, asegúrese de visitar páginas web específicas tanto para el VG2455 y el VG2755.

Monitor USB-C