Filtros de Luz Azul y Fatiga Visual: Lo que Necesita Saber

Pantallas modernas producen mucha luz azul. Esta luz afecta la protección para la vision y el sueño, por eso es una buena idea reducir el exceso de esta luz o aplicar un filtro para combatir los efectos de la luz azul. Desafortunadamente, la luz azul puede causar estreñimiento en los ojos, interrumpir el sueño y mas. Con un poco de precauciones, no hay razón para tenerle miedo a tu pantalla.  

Lee una guía rápida para saber la manera en que la luz azul afecta tu vision y como hacer algo al respecto.

¿Qué es la luz azul? ¿Ha notado que sus ojos se cansan cuando pasa demasiado tiempo frente a la computadora?
 
Seguro que sí, ya que es usted quien tiene que lidiar con los dolores de cabeza, los ojos supersecos e incluso, en ocasiones, la visión borrosa.
 
Sin embargo, es posible que no conozca el impacto que tiene en la visión, el sueño y la salud, como tampoco de qué manera puede protegerse inmediatamente con un filtro de luz azul.
 
Ya habrá observado que cuando las personas usan sus dispositivos electrónicos en un ambiente oscuro, los cubre un resplandor azul. Se trata de una luz visible de alta energía (HEV) lista para interrumpir el sueño de cualquiera.
 
Aunque la fatiga visual y los trastornos del sueño pueden ser los problemas más habituales, muchas otras cuestiones de salud se relacionan con la exposición a la luz azul. Por ese motivo, a continuación, le indicaremos todo lo que necesita saber sobre la luz azul y los filtros de luz azul.
Filtros de Luz Azul y Fatiga Visual: Lo que Necesita Saber

¿Qué es la luz azul? ¿Es realmente mala?

Piense en la luz como una radiación electromagnética con un rango enorme en términos de frecuencia, energía y longitudes de onda, desde gamma (tan pequeño como una billonésima parte de un metro) hasta subradio (tan grande como el universo, ya que no existe un límite superior teórico).

En algún punto entre los dos extremos existe una fracción muy pequeña que la vista humana puede detectar, que se conoce como el espectro visible, con longitudes de onda que oscilan entre 400 nm y 700 nm. ¿Qué más se mide en nanómetros? ¡Los transistores! En 1994 y 1995, los transistores más pequeños eran de 600 nm y 350 nm, respectivamente. Avanzamos rápido hasta 2018 cuando se lanzó el chip Apple A12 Bionic, con 6,9 mil millones de transistores fabricados mediante un proceso de 7 nm.

Ahora volvamos al espectro visible y a los colores del arco iris: rojo, naranja, amarillo, verde, azul y violeta. Es fundamental tener en cuenta que los rayos de luz azul son los que tienen las longitudes de onda más pequeñas (de 380 nm a 500 nm) de todos los demás colores del espectro visible debido a sus fotones de energía más alta.

Diversas tecnologías que iluminan las pantallas de los dispositivos electrónicos utilizan longitudes de onda en este rango. Sin embargo, la mayor fuente de luz azul es el sol, que se sabe que es fundamental en muchos sentidos. Por lo tanto, es legítimo preguntarse: ¿qué tan mala puede ser la luz azul realmente?

En la escala evolutiva, no hace mucho tiempo atrás, los humanos vivían al aire libre y eran gobernados por el amanecer y el atardecer. Es por eso que una proteína detectora de luz azul, denominada melanopsina, está presente en los ojos humanos. La luz brillante del día activa la melanopsina y, de esta manera, se sincroniza el reloj interno para aumentar el estado de alerta y mejorar los tiempos de reacción y el estado de ánimo. Sin embargo, la melanopsina es menos sensible a la luz de baja energía en el espectro visual, lo que permite la producción de una hormona inductora del sueño denominada melatonina, a medida que el sol se pone.

El problema en cuestión es que el 90 % de nuestro tiempo lo pasamos adentro bajo luz artificial, lo que da como resultado un déficit de luz solar directa durante el día y una sobreexposición a la luz brillante por la noche. Esta combinación provocó consecuencias al ritmo natural circadiano, o reloj maestro del cuerpo humano. Al desestabilizar el ritmo circadiano se allana el camino para muchas de las enfermedades prevalentes que se padecen en el siglo XXI, tales como la depresión, la ansiedad y la obesidad.

Aunque no son concluyentes, los estudios científicos también sugieren que existe una conexión entre la exposición a la luz azul y la degeneración macular, que es la principal causa de pérdida de visión en los Estados Unidos. Con el paso de los años, la capa protectora natural comienza a ser cada vez más permeable a los rayos UV y HEV que penetran fácilmente en la retina debido a sus longitudes de onda más cortas.

En noticias recientes, a una mujer de Taiwán se le perforó la retina después de años de usar un teléfono inteligente al aire libre, y el Dr. Hong, médico oftalmólogo de la Universidad Fooyin en Kaohsiung, cree que la combinación de la luz azul emitida desde el teléfono celular y la luz ultravioleta emitida por el sol provocó esta afección.

Pareciera que la luz azul es extremadamente beneficiosa y, a la vez, extremadamente peligrosa. Lo mejor que se puede hacer es encontrar formas de optimizar la absorción de luz azul durante el día y regular la exposición a medida que el sol se pone. Por suerte, ¡hasta la NASA se ha involucrado para ayudar con este tema!

Filtros de Luz Azul y Fatiga Visual: Lo que Necesita Saber

¿Por qué las pantallas de computadora emiten tanta luz azul?

La mayoría de las pantallas de computadora actuales utilizan un tipo de panel con capas de cristales líquidos entre pares de filtros y electrodos. Se las conoce como LCD, que en español significa “pantallas de cristal líquido”. Los paneles LCD requieren una fuente de luz externa para producir imágenes visibles. Por lo tanto, los LED ahora son los favoritos de la industria para esta tarea, después de destronar a los CCFL debido a su tamaño, eficiencia y costo.

A menudo, el conjunto de LED se coloca detrás del panel o alrededor de los bordes de la pantalla, lo que proporciona una fuente de luz brillante. El tipo más común se conoce como LED de luz blanca, que combina la emisión de un LED azul (alrededor de 450 nm a 470 nm) con un fósforo amarillo. Esta combinación se ve blanca cuando se la mira directamente y es el motivo por el que se emite tanta luz azul desde las pantallas de computadoras y otros dispositivos electrónicos.

Para colmo, se sabe que los LED de luz blanca se degradan con el paso del tiempo, lo que provoca un aumento de la emisión de luz azul. Esta degradación se produce principalmente por el blanqueamiento de los fósforos, de modo que ya no absorben de manera eficaz la luz azul, lo que provoca una mayor fatiga visual.

5 medidas rápidas que puede tomar ahora mismo para configurar su estación de trabajo y proteger sus ojos

1. Invierta en una computadora equipada con un filtro de luz azul integrado

Casi todos los modelos de ViewSonic están equipados con un filtro de luz azul capaz de reducir hasta un 87 % la emisión en el espectro azul, a la vez que se mantiene el equilibrio de color correcto.

2. Asegúrese de que la iluminación en la sala sea la adecuada

Utilice luces tenues e indirectas y reduzca el posible resplandor, al igual que los reflejos.

3. Ajuste el brillo de la pantalla

Reduzca el brillo de la pantalla y solo manténgala ligeramente más brillante que la iluminación ambiental.

4. Ajuste el contraste

Utilice un contraste fuerte para mayor confort y use el modo nocturno cuando esté disponible (fondo oscuro con fuente blanca).

5. Ajuste la temperatura del color

Utilice un perfil de color cálido con más rojo y menos azul.

¿Qué es un filtro de luz azul para PC y cómo funciona?

Ya tiene pleno conocimiento de las diferentes fuentes de luz azul, así como de los diversos riesgos de salud que se relacionan con ella, por lo que si desea o necesita pasar tiempo con la computadora después del atardecer, sería prudente que invierta en un filtro de luz azul para PC.

Para comenzar, y según cuál sea su sistema operativo, es posible que tenga la opción de activar la configuración de Luz nocturna (Windows 10) o el Turno nocturno (macOS). Sin embargo, un estudio reciente sobre la falta de eficacia del Turno nocturno de Apple con respecto a la producción de melatonina puede ser un motivo más que suficiente para considerar otras opciones.

Estas opciones incluyen pantallas de computadora con filtros de luz azul integrados capaces de reducir hasta un 87 % de todas las emisiones de luz azul y permitir la máxima personalización del usuario con diferentes niveles de protección y equilibrio de color RGB preciso.

Esta tecnología permite ajustar fácilmente la cantidad de luz azul que se emite mediante una escala de 0 a 100 (donde 0 representa el nivel mínimo de emisión de luz azul, lo que significa que se filtra el 87 % de toda la luz azul).

Puede establecer el filtro en diferentes niveles según la situación de visualización. La mayoría de los usuarios prefieren establecer al máximo el filtro (0-25) cuando leen o usan aplicaciones basadas en texto, lo que lo hace más fácil para los ojos.

Para la navegación web o las tareas relacionadas con el trabajo, quizás prefiera permitir la entrada de más luz azul al establecer el filtro de 25 a 50. Con este nivel de reducción de luz azul, estas actividades diarias deberían continuar siendo cómodas.

Cuando la actividad principal está relacionada con contenido multimedia de alta definición, puede establecer el filtro de 50 a 100. A 70, se obtiene un mejor equilibrio de color con suficiente reducción de luz azul y sin cambios visibles en el color.

Filtros de Luz Azul y Fatiga Visual: Lo que Necesita Saber

Haga un esfuerzo adicional

Como se mencionó previamente, la NASA desarrolló módulos LED especiales para la ISS (Estación Espacial Internacional) con el fin de ayudar a los astronautas a mantenerse saludables durante su permanencia en el espacio exterior. Los antiguos científicos de la NASA que idearon esta ingeniosa solución se dedican en la actualidad a hacer llegar la misma tecnología al público en general. Estos módulos modifican la potencia máxima en función de la hora del día y utilizan un espectro de emisión que imita en gran medida al del sol durante el día, a la vez que eliminan las longitudes de onda cortas de la luz azul y verde cuando están en el modo de presueño.

Si su objetivo principal es reducir la fatiga visual digital, entre otras alternativas válidas se incluyen el uso de software de terceros como f.lux o Iris, así como gafas bloqueadoras de luz azul. Consulte con un profesional cuando elija gafas que filtran o bloquean la luz azul, ya que es posible que estos productos incluyan aumento y centros ópticos específicos.

Si bien las gafas adecuadas parecen ser más efectivas contra los efectos nocivos de la luz azul, existen al menos tres aspectos a tener en cuenta. En primer lugar, el precio, el cual depende en gran medida de la calidad de las lentes. En segundo lugar, el calce, el cual debe ser ajustado o de lo contrario la luz azul aún llegará al ojo. Por último, la mayoría de las gafas bloqueadoras de luz azul son difíciles de usar cuando se colocan sobre las gafas regulares recetadas. En resumen, los monitores de PC con filtros de luz azul incorporados presentan la solución más conveniente en comparación con estas opciones.

Además de la conveniencia de un filtro de luz azul incorporado, ¿no sería excelente utilizar el monitor como estación de acoplamiento? Los monitores de la serie VG55 de ViewSonic cuentan con conectividad USB tipo C, la mejor solución de la era moderna para transferir datos, video, audio y alimentación a través de un solo cable.

Los estudios indican que las tasas de parpadeo descienden a un tercio de lo normal al estar en frente de una pantalla. Sin duda, eso no ayuda con la fatiga visual. Teniendo esto en cuenta, considere la famosa regla del cuidado de los ojos denominada 20-20-20, según la cual cada 20 minutos debe enfocarse durante 20 segundos en cualquier objeto que se encuentre a 20 pies de distancia. Este simple ejercicio ayuda con los dolores de cabeza, la visión borrosa, la visión doble y los ojos secos.

Otra forma perfectamente válida de darles a sus ojos un merecido descanso mientras se mantienen productivos durante largas horas frente a la pantalla de computadora es utilizar la técnica Pomodoro. Esta técnica divide el día en esprints de 25 minutos con pequeñas pausas entre ellos. Estas pausas ayudan al cerebro a procesar información nueva y, dado que no se recibe luz azul durante ese tiempo, también ayuda a evitar la fatiga visual digital.

Si bien el uso de cualquier forma de filtro de luz azul puede ser útil, una forma segura de reducir la fatiga visual digital y mejorar la calidad del sueño consiste en evitar el uso de computadoras, teléfonos inteligentes, tabletas o TV de 30 a 60 minutos antes de acostarse.