Pantallas Interactivas para el Aula: ¿Cómo Decidir Cuál Comprar?

De manera que la tecnología en el salon de clases mejora, salones de clases interactivos se están volviendo comunes. Esto se debe especialmente a que la calidad de interacción de una clase realmente es realzada y el costo a largo plazo baja, como los paneles interactivos de ViewSonic. Y con la mejora de estas soluciones, unos de los muchos beneficios es la gran mejoría en el desempeño e interacción de los estudiantes. 

Aprenda mas acerca de como las escuelas están optimizando los salones de clases interactivos.

¿Cómo se usan las pantallas interactivas en el aula en la educación? En la era moderna, quienes educan a nuestros jóvenes se enfrentan a un enigma.

Teniendo en cuenta el aumento de teléfonos inteligentes, tablets y tecnología integrada en la nube, la pizarra de tiza, el retroproyector y otros instrumentos analógicos de antaño ya no dan los mismos resultados educativos.

Si los resultados de participación y las calificaciones de las pruebas están a la baja, ¿qué puede hacer una escuela para revertir el curso? La respuesta es acomodarse a los tiempos y adaptarse.

Sin embargo, las herramientas y la tecnología pertinentes no son baratas y existen muchísimas opciones de productos. Si es su responsabilidad decidir comprar un producto para su escuela, le sugerimos pantallas interactivas para el aula y lo ayudaremos a tomar una decisión informada.

¿Qué son las pantallas interactivas para el aula?

Las pantallas interactivas para el aula combinan la tecnología táctil de una tablet con la funcionalidad educativa de una pizarra. Destacan la flexibilidad, la colaboración y la creatividad en el aula. Esto se logra a través de su conjunto de características nativas y su mayor capacidad para incorporar medios externos, lo que permite que los maestros imaginen las lecciones casi de cualquier forma posible.

Pantallas Interactivas para el Aula

¿Cuáles son las ventajas de las pantallas interactivas para el aula?

Por su propia naturaleza, las ventajas de las pantallas interactivas para el aula se presentan en casi cada situación basada en la educación. Por un lado, facilitan las tareas cotidianas, como la colaboración y la planificación de las lecciones. Por otra parte, en un plano más general, su portabilidad inherente y el ahorro que generan hacen que las pantallas interactivas para el aula también sean una propuesta que vale la pena.

Portabilidad

Algunas pantallas interactivas para el aula ofrecen la ventaja de la portabilidad. En algunos casos, pueden fijarse a cualquier superficie, lo que lleva la interactividad y el atractivo adondequiera que vayan. Además, la portabilidad se extiende también a los docentes mismos, ya pueden acceder remotamente a la pantalla desde donde están en el aula.

Viabilidad de costos a largo plazo

Seguro, las pantallas interactivas para el aula no son baratas. Sin embargo, después de la compra, debe quedar claro que las tarifas de mantenimiento y conservación de estos productos digitales cuestan muchísimo menos de lo que costaría una pizarra común, analógica. Entre eso y los beneficios que aporta a docentes y alumnos por igual, las pantallas interactivas para el aula prácticamente se pagan solas.

Mayor colaboración

Cuando los alumnos trabajan juntos, aprenden juntos. El método de enseñanza tradicional basado en el discurso del docente ofrecía muy poco en cuanto a la colaboración entre compañeros, lo que condenó a la educación a ser una actividad individual. Al usar pantallas interactiva para el aula, la interacción y la participación se vuelven el punto focal de cada lección. Ahora, la educación es un esfuerzo de colaboración grupal.

Planificación más sencilla

Antiguamente, la planificación de las lecciones estaba limitada por lo que permitían los libros de texto, el inventario de materiales y el presupuesto. ¡Ya no más! Con las pantallas interactivas para el aula, no existen límites. Debido a su interactividad y conexión a internet, los docentes verán que es más rápido y sencillo planificar las lecciones, lo que deja más tiempo para otras preparaciones.

¿Cuáles son las posibles desventajas de las pantallas interactivas para el aula?

A pesar de todas las ventajas que presentan las pantallas interactivas para el aula, existen ciertos posibles inconvenientes. Para aquellos con presupuestos limitados, el precio inicial de las pantallas podría ser un impedimento, al igual que podría serlo la dependencia posterior en el Departamento de TI para la capacitación y las reparaciones. Además, según la disposición del aula, el espacio podría convertirse en un factor problemático. Pantallas Interactivas para el Aula

Precio

El precio base de las pantallas interactivas para el aula es mayor que el de otras herramientas de aula digital, por no hablar de sus contrapartes analógicas. Cuando se tiene en cuenta el mantenimiento, los repuestos y las reparaciones, el costo crece aún más. Aunque el total se vea compensado a largo plazo, muchos distritos escolares se lo pensarán dos veces antes de comprar.

Menos intuitiva

Se necesita mucha formación para ser maestro. Puesto que muchas pantallas interactivas para el aula no son del todo intuitivas, se necesita más formación para dominarlas. Como consecuencia, los docentes, a menudo con una capacitación insuficiente, no utilizan las pantallas a su máximo potencial, lo que es una pérdida de tiempo y de dinero.

Dependencia de soporte técnico

Tanto para la implementación como para el mantenimiento, la carga que implican las pantallas interactivas para el aula recae en Soporte Técnico. Para las escuelas que buscan actualizar sus aulas, debe prestarse atención a cuánto tiempo le exigirá al Departamento de TI, así como a la cantidad de horas de clase que podrían perderse a la espera de una reparación.

Factores del aula

No es necesario que las pantallas interactivas para el aula presenten proyección escalable. Según la disposición del aula, así como la presencia de fuentes de luz externas, podrían surgir problemas oculares cuando los alumnos fuercen la vista para ver la pantalla. Lo mismo ocurre con el volumen de las pantallas, puede que los alumnos más alejados no puedan oír.

¿Cuáles son los efectos de las pantallas interactivas para el aula?

Más allá de las ventajas y desventajas, el verdadero atractivo de las pantallas interactivas para el aula reside en el efecto que tienen en la clase como un todo, en especial a largo plazo. Mayor participación de los alumnos, mejor capacidad de alojamiento educativo y mejores prácticas de comunicación son solo algunos de estos efectos y, por lo tanto, fuertes motivaciones para invertir.

Mayor participación

No existe mayor indicador del funcionamiento de un aula que la participación estudiantil evidente. De hecho, se ha comprobado que los estudiantes participativos en el aprendizaje activo, en oposición al pasivo, tienen una probabilidad de deserción muchísimo menor. Puesto que la participación de los alumnos puede facilitarse mediante una pantalla interactiva para el aula, no hay ninguna razón para no actualizarse.

Alojamiento en el aula

Las mejores planificaciones son aquellas que verdaderamente tienen en cuenta todo. Si se tiene en cuenta la flexibilidad que ofrecen las pantallas interactivas para el aula, los docentes deberían ser capaces de estar preparados para todo. Esto es cierto no solo para los obstáculos imprevistos, sino también para las disposiciones que tengan que ver con los diferentes estilos, velocidades y otros requisitos especiales de aprendizaje.

Mejora comunicativa

Todos los alumnos pasan por una fase donde son reacios a comunicarse en el aula, en espacios tanto grandes como pequeños. Para muchos, esta fase continúa hasta la edad adulta. No obstante, si se tiene en cuenta que las pantallas interactivas para el aula llevan a una mayor colaboración e interacción con el entorno, los alumnos tienen mayores oportunidades de lograr fortalezas comunicativas de forma natural.

Pantallas Interactivas para el Aula

¿Hay en el mercado alguna pantalla interactiva para el aula?

Ciertamente. ViewBoard S de ViewSonic es la pantalla interactiva para el aula más reciente en el mercado. Con un fuerte énfasis en la participación total y un «aprendizaje frontal» dinámico, ViewBoard S tiene como objetivo transformar el aprendizaje por completo. A través de la combinación sinérgica de un proyector, una pantalla táctil y un paquete de software basado en la nube, logra precisamente eso. En la práctica, ViewBoard S atrae a los clientes a través de su relativamente bajo costo, su facilidad de uso y su velocidad. Las cuestiones espaciales no son un problema, puesto que la proyección de ViewBoard S permite una escalabilidad completa. Con la vista puesta en superar posibles inconvenientes, el producto tiene como objetivo marcar el comienzo de la próxima generación de pantallas interactivas para el aula.