10 Razones por las que los Administradores de IT Aman las Pantallas Táctiles Interactivas

10 Reasons Education IT Administrators Love Interactive Touch Screen Displays

Administradores Técnicos Educativos prefieren pantallas táctiles interactivas. Estas son fáciles de utilizar para maestros, estudiantes  y administradores técnicos. Se requiere de menos trabajo al momento de proporcionar instalarlas y darles mantenimiento que sistemas de tipo proyector. Ademas la durabilidad es mucho mejor que cualquier otro tipo de pantalla interactiva. Todo esto solo es un poco de todas las ventajas de las pizarras interactivas.  

Lee la lista completa y descubre su una pantalla interactiva de tipo táctil es la mejor solución para tus necesidades. 

En primer lugar, reconozcamos algo. Quienes eligen profesiones en el campo de TI aplicada a la educación no solo les gusta la tecnología. Les gusta trabajar en este entorno particular. Se enorgullecen de brindar respaldo a los docentes y alumnos con tecnología que facilita el aprendizaje. Se complacen en ayudar a los alumnos a crecer y alcanzar el éxito.

Por este motivo, muchos son fanáticos de las pantallas táctiles interactivas por las excelentes ventajas de enseñanza y aprendizaje que ofrecen: aspectos como mejorar la colaboración y desarrollar habilidades para prepararse para la vida laboral. Para más información sobre este tema, consulte nuestro artículo 10 Maneras en que las Pantallas Táctiles Interactivas Mejoran la Educación.

A continuación, exploraremos otros motivos por los que los profesionales de TI aplicada a la educación suelen ser partidarios de las pantallas táctiles interactivas. Estos motivos se relacionan con las demandas diarias de sus trabajos. Piense en ellos como los beneficios administrativos de las pantallas de panel plano interactivo (IFP).

1. Soluciones todo en uno

Muchos de los beneficios de TI de las pantallas táctiles interactivas se derivan de un hecho básico, que es que las pantallas IFP son una solución todo en uno. Cumplen todas sus funciones en un solo paquete. Esta solución lista para usar de inmediato significa que no tendrá que reemplazar piezas de manera constante. No hay que instalar ni reemplazar lámparas o filtros. No es necesario realizar ninguna calibración para que comiencen a funcionar. Simplemente, conéctelas a su computadora y empiece a utilizarlas.

2. Fácil de actualizar

A veces, que estén listas para usar de inmediato no es suficiente. Algunas soluciones de IFP (como las pantallas ViewBoard® de ViewSonic®) permiten mejorar la potencia informática. Las PC para ranura de ViewSonic son un complemento sencillo y único. Simplemente, conéctelas y obtenga compatibilidad para audio y video en HD, así como una mayor potencia informática, Wi-Fi más rápido y mayor capacidad de almacenamiento.

Kevin Powers, director de Tecnología del distrito de escuelas públicas del área de Fenton en Fenton, Michigan, inicialmente puso a prueba la ViewBoard IFP7550 de ViewSonic con Android y sus propias PC.

“Después probamos con la PC para ranura y descubrimos que era una solución más robusta. Les ofrece a los docentes más opciones”, afirmó Powers. “Por ejemplo, hay un docente que ejecuta el emulador de calculadora gráfica. El docente a cargo del anuario ejecuta el paquete creativo de Adobe y usa la pantalla para mostrar los diseños de página para que analicen entre todos. Contar con la flexibilidad de Windows en la PC para ranura es fantástico”.

Su equipo finalmente implementó las pantallas interactivas ViewBoard de ViewSonic equipadas con PC para ranura en las aulas de todo el distrito. El resultado: más funcionalidad, participación, colaboración y eficiencia.

3. Libre de tarifas

Las tarifas de licencia de software añaden costos y complejidad. Por suerte, muchas pantallas táctiles interactivas (como las ViewBoard de ViewSonic) no dependen de dispositivos ni software. Se llevan bien con todos. Esto no solo reduce los costos continuos de TI, sino que también otorga flexibilidad para elegir el software ad hoc que mejor se adapte a las necesidades de aprendizaje de cada escuela, nivel de grado y plan de estudios especializado.

4. Implementación sencilla

Las instalaciones sencillas reducen los costos y permiten que el personal de TI se libere para cubrir otras necesidades. Debido a que son soluciones todo en uno, las pantallas táctiles interactivas se implementan más rápido que los proyectores y las soluciones de visualización basadas en proyectores. Ya sea que se monten en la pared o en un carro, implementar las pantallas IFP es rápido e intuitivo. La compatibilidad perfecta con cualquier computadora portátil, iPad u otras tabletas facilita aún más la configuración. En la mayoría de los casos, los instructores simplemente conectan la pantalla y ya están listos para usarla. En cuanto al montaje, montar un IFP en la pared es más fácil que montar un proyector en el techo.

5. Transiciones sencillas

La transición a las nuevas tecnologías suele ser difícil y lleva mucho tiempo. El cambio es complicado, y los docentes no siempre aceptan las nuevas herramientas. Cuanto mayor sea la reticencia, más tiempo y esfuerzo necesitará el personal de TI para llevar a cabo la capacitación y responder a los pedidos de ayuda. Las pantallas táctiles interactivas son una tecnología increíblemente accesible. Por un lado, se parecen a los televisores que los docentes tienen en casa. Por otra parte, funcionan como una tableta gigante.

Cuando el distrito escolar del área de Wilmington comenzó a reemplazar sus antiguos sistemas basados en proyectores por pantallas táctiles interactivas ViewBoard de ViewSonic, la transición fue increíblemente fácil, de acuerdo con Matt Maine, director de Tecnología del distrito.

«Vinieron de ViewSonic e impartieron algo de capacitación a los docentes», dijo Maine. «Y los ayudamos con los primeros pasos, pero, sobre todo, lo descubrieron ellos solos. El trabajo con las pantallas ViewBoard es muy fácil e intuitivo».

6. Mantenimiento bajo

Tómese un momento y piense en su propio televisor. ¿Cuándo fue la última vez que tuvo que hacer algo para mantenerlo en funcionamiento? Probablemente, la respuesta es “nunca”. Lo mismo ocurre con las pantallas táctiles interactivas de calidad. Los miembros del personal de TI de las escuelas que implementan los bien evaluados IFP para reemplazar los proyectores y sistemas de visualización basados en proyectores pueden decirle adiós a los cambios de lámparas, a la limpieza de filtros y a tener que ayudar a los agobiados docentes con la calibración.

Sin proyector que mantener, los IFP reducen tanto los costos como el tiempo del personal requerido para calibrar, sustituir las lámparas y limpiar los filtros. El tiempo de inactividad de la clase también se reduce al mínimo, ya que no hay lámparas quemadas y, por lo tanto, no hay que esperar a que se sustituyan.

Rob Zdrojewski, director de Tecnología de Instrucción del distrito escolar de Oakfield-Alabama en Oakfield, NY, informa que su equipo no podría estar más contento con la implementación de las pantallas de panel plano interactivo de 75” ViewBoard IFP7550 de ViewSonic®.

“Con nuestros antiguos proyectores Smart Board, los docentes tenían que lidiar continuamente con la calibración y los problemas de precisión a la hora de alinear de forma correcta los elementos que se tocaban en la pantalla”, indicó Zdrojewski. “Con las pantallas ViewBoard, no hay muchas posibilidades de que algo salga mal y, al contrario de lo que ocurría con nuestros Smart Boards, con los que tuvimos muchos inconvenientes, prácticamente no tenemos solicitudes de soporte en relación con las pantallas ViewBoard. No requieren mantenimiento”.

El equipo de TI del distrito escolar unificado de Chico, ubicado en el Valle de Sacramento, California, tuvo la oportunidad de brindar soporte a proyectores, Smart Boards y paneles planos interactivos ViewBoard de ViewSonic.

“Les pregunté a nuestros técnicos a qué quisieran brindarle soporte, ahora que se han expuesto a proyectores, Smart Boards y pantallas de panel plano interactivo ViewBoard de ViewSonic”, comentó John Sclare, analista de sistemas de información del distrito escolar de Chico a cargo de proyectos de enlace tecnológico. “Dicen que es mucho más fácil brindar soporte a las pantallas interactivas ViewBoard, ya que no difieren del servicio de soporte de una computadora. No necesitan mucho; simplemente, funcionan”.

7. Fácil de usar para docentes y alumnos

Este es un beneficio para todos. Usuarios contentos significa personal de TI contento. Menos quejas, menos solicitudes de soporte y más productividad en general. Para aumentar aún más el nivel de felicidad, busque IFP con características que faciliten la vida de los docentes, como la función de guardar directamente en Google con un solo toque y las funciones integradas para compartir contenido.

8. Uso compartido de recursos confiable

La proliferación de las pantallas IFP ha impulsado el desarrollo de accesorios que amplían los beneficios. Entre ellos, una gran variedad de carros motorizados y manuales que hacen que compartir recursos sea más fácil que nunca. Desarrollos de diseño recientes han producido carros que son más estables, de rodamiento fluido y económicamente accesibles.

Entre las opciones se incluyen la posibilidad de subir, bajar e inclinar a diversos grados. Algunos carros incluso pueden crear una superficie horizontal, ideal para los estudiantes más jóvenes y los espacios de creación virtual. A diferencia de los sistemas basados en proyectores, estos recursos basados en carros pueden compartirse ampliamente sin necesidad de recalibrar cuando se trasladan o se sacuden, por lo que se salvaguarda el tiempo de enseñanza y se reduce la necesidad de acudir al personal de TI.

No solo son excelentes para compartir recursos, sino que los soportes móviles también les permiten a los docentes mover las pantallas por toda el aula, por lo que se pueden aprovechar los beneficios de un entorno de aula flexible.

9. Vida útil larga

Con una vida útil 2 o 3 veces más larga que un proyector típico o una pizarra interactiva (PI) basada en proyector —incluidos los proyectores láser—, las pantallas táctiles interactivas mantienen sus beneficios a largo plazo.1,2

Muchas pantallas táctiles interactivas (incluidas las pantallas ViewBoard de ViewSonic) están clasificadas para 50.000 horas de uso. Esto se traduce, a menudo, en una vida útil de 10 años. En realidad, puede ser mucho más. Por ejemplo, si una pantalla se usa durante las 7 horas completas de un típico día escolar, cinco días a la semana, ¡eso equivale a unos posibles 27 años de uso! Siendo realistas, es probable que las escuelas deseen actualizar la tecnología antes de que transcurra un cuarto de siglo.3

Sin embargo, la vida útil larga de los IFP ofrece la flexibilidad de continuar utilizando tecnología que satisfará sus necesidades por mucho más tiempo que una década de uso típico.4 Sin mencionar que todos estos años de uso vienen acompañados de un mantenimiento prácticamente nulo y sin suministros de reemplazo en absoluto (como lámparas o filtros), por lo que la ecuación del costo total de propiedad (TCO) es sobresaliente. ¡Larga vida al IFP!

10. ROI sobresaliente: costos más bajos, más tiempo

Cada uno de los beneficios analizados con anterioridad se suma al retorno de la inversión (ROI) sobresaliente que ofrecen las pantallas táctiles interactivas. Es una ecuación con la que se rigen muchos profesionales de TI.

“El motivo número uno por el que queríamos hacer un cambio se debía al ahorro de costos, además de querer evitar el software patentado”, explicó Matt Maine, director de Tecnología del distrito. “El costo de una nueva pizarra de Promethean más el proyector necesario supera el costo de una pantalla ViewBoard de ViewSonic nueva. Además, los proyectores necesitan lámparas nuevas cada uno o dos años”.

“Las pantallas ViewBoard están clasificadas para 50.000 horas de uso”, dijo Maine. “¡Espero ansioso [muchos] años de mantenimiento con costo cero!”.

Conclusión: los IFP requieren menos tiempo de TI, lo que reduce los costos y mejora la eficiencia y la productividad. Brindan años de uso que aportan ventajas de aprendizaje excepcionales a las aulas y a los alumnos.

10 Razones por las que los Administradores de TI Aman las Pantallas Táctiles Interactivas