Puerto de supervisión y USB-C: comparando sus conexiones

Monitor Ports and USB-C - A Comparison of Display Connections

Los puertos de conexión han ido cambiando con el paso de los años. No solo almacenan información de suma importancia, sino que, con ellos, también se puede cargar los dispositivos a los que estos son conectados. De la misma manera que ocurre con la tecnología, los puertos de conexión están en constante evolución para mejorar su calidad y efectividad.

Siga leyendo si desea obtener más información sobre los puertos de conexión, sus usos y las siguientes fases de conectividad en USB-C.

La tecnología experimenta una evolución constante. Nuevos y mejores dispositivos, formatos, e incluso novedosos tipos de sistemas multimedia son desarrollados cada día. Mantenerse al día de todo lo que se desarrolla puede resultar un tanto complicado. Es por eso que los puertos de conexión son tan importantes, pues optimizarán el uso de estos nuevos dispositivos y sistemas multimedia.

Esta constante evolución, a su vez, requiere de una transferencia de datos más rápida y optimizada. ¿La solución? Puertos de conexión más veloces, pequeños y eficientes para sustituir a aquellos dispositivos del siglo pasado y conseguir una mejor señal y transmisión.

Hoy en día, se considera los conectores digitales y los puertos de conexión como la solución óptima, pues son muy versátiles con su conectividad y, además, con ellos se podrán realizar varias funciones o tareas simultáneamente.

¿Qué son los puertos de conexión?

Los puertos de conexión son, como indica la palabra, puntos de conexión que posibilitan el flujo de información. Es muy importante saber qué son los puertos de conexión y cómo funcionan para determinar cuál será el que usted necesite. Además, permanecer al día de los avances tecnológicos le permitirá disfrutar de sus dispositivos digitales como es debido.

A la hora de elegir puertos de conexión, encontramos una gran variedad en el mercado. Esos antiguos y gigantescos conectores que se utilizaban antiguamente se han sustituido por dispositivos más rápidos, eficientes y, sobre todo, de menor tamaño.

HDMI

Uno de los puertos más utilizados es la Interfaz Multimedia de Alta Definición (HDMI). Esta interfaz suministrará tanto señales visuales como auditivas. Además, es el puerto más utilizado a la hora de transmitir vídeo y audio de alta definición a otros dispositivos a través de un único cable. Se trata de una óptima opción si se desea conectar un emisor de alta definición a un receptor de alta definición sin afectar la calidad de las imágenes y vídeos.

Con el monitor y el puerto de conexión adecuados, podrá cubrir varias de sus necesidades al mismo tiempo. Por ejemplo,  el ViewSonic VG2755-2K está equipado con puertos HDMI y una entrada VGA. Resulta una eficiente opción para la oficina, ya que se podrá conectar a diferentes portátiles y a otros dispositivos multimedia.

HDMI es uno de los conectores más utilizados debido a su capacidad de transmitir señales de alta definición y a su sencilla interfaz. Además, se ha convertido en la solución más buscada a la hora de conectar un PC a la televisión.

Sin embargo, los puertos HDMI también presentan problemas, hecho que convierte a otras opciones en una mejor solución. El mayor defecto o limitación de la conexión por HDMI es la distancia que la señal puede viajar a través de él (el límite se estima alrededor de los 15 metros o 50 pies). Otro de sus defectos es su voluminosidad o tamaño. Con las mejoras tecnológicas, se han desarrollado nuevas versiones menos voluminosas para los cables HDMI (Micro o Mini) para facilitar la conexión con otros dispositivos como tablets o móviles.

VGA

Uno de los puertos más antiguos es el VGA o tabla de gráficos de vídeo. Fue diseñado y lanzado al mercado por IBM en 1987 y, desde ese entonces, este puerto ha sido el más utilizado para conectar tarjetas de vídeo, monitores, portátiles, proyectores y televisiones de alta definición durante décadas.

El puerto VGA está formado por 15 clavijas, las cuales se dividen en 3 filas con 5 clavijas cada una. Además, puede transmitir señales de vídeo RGBHV: roja, verde, azul, horizontal y vertical.

Sin embargo, el puerto VGA solo transmite señales analógicas, por lo que la resolución de la imagen tiende a ser de baja calidad. Debido a esto, durante los últimos años, su uso se ha ido sustituyendo por los puertos HDMI y DVI, ya que ofrecen una mejor calidad de imagen y resolución.

DisplayPort

El DisplayPort (DP) es una interfaz digital de visualización utilizada principalmente para transmitir señales de vídeo de un dispositivo a otro. El DisplayPort también soporta señales de audio y USB. Además, se define por su interconexión y su gran capacidad de transmisión (hasta 100 vatios).

El DisplayPort se desarrolló para reemplazar a los puertos VGA, DVI y FPD-link ya que, con la ayuda de adaptadores, se puede conectar también a este tipo de interfaces, incluyendo la HDMI.

Gracias a que soporta tanto señales de audio como de vídeo o a su conectividad flexible, puede trabajar cómodamente sin necesitar un monitor de alta calidad.

Mini DisplayPort

El Mini DisplayPort (MiniDP o MDP) es la interfaz audiovisual en tamaño mini desarrollada por Apple en 2008 encargada de sustituir al DisplayPort. Se trata, además, del DisplayPort más pequeño, por lo que se lo describió como “el puerto que le dará más por menos”. Asimismo, es incluso más pequeño que el mini DVI o el USB. Por algo se diseñó para ser la solución universal.

El Mini DisplayPort sustituirá a aquellos conectores que requieren del uso de esas engorrosas conexiones con una conexión puramente digital.

DVI

La Interfaz Visual Digital, o DVI, es una interfaz de vídeo diseñada como el conector principal para transmitir vídeo e imágenes a dispositivos de visualización.

Es capaz de transmitir señales con una resolución de hasta 2560 x 1600 píxeles, por lo que no resulta difícil creer que fuera la encargada de maximizar la calidad de imagen de las pantallas LCD y tarjetas gráficas modernas. La DVI ha sido y es una de las opciones principales para las televisiones y dispositivos de alta definición, películas, DVD, pantallas de ordenador y proyectores. Además, en los últimos años se ha convertido en la interfaz más usada por los usuarios informáticos.

USB-C

¿Es posible que un conector se convierta en la solución universal? Con la introducción del Bus Universal en Serie C – (USB-C) parece que sí lo será.

El USB-C es un conector USB con 24 clavijas diseñado por los desarrolladores de USB en el Fórum de 2014. Desde ese momento, el USB se ha convertido en el conector más usado para transmitir información. Puede parecer muy compacto, pero su interior alberga una gran potencia y capacidad y esconde un gran número de funciones avanzadas.

También se lo conoce como al conector todo en uno, pues se trata de un único cable capaz de transmitir energía, audio y vídeo a cualquier puerto.

Una de sus mejores características en su interconexión. Con ella se consigue eliminar la necesidad de múltiples puertos y cables. Además, gracias a su fácil conexión, se olvidará de buscar la forma correcta de conectarlo a su puerto.

Con un tamaño y compatibilidad similar al del Micro USB-B, se ha convertido en la opción correcta para todos los usuarios de smartphone.

El USB-C proporciona al usuario un funcionamiento más veloz, pues es dos veces más rápido que el USB 3.0. Además, el USB-C es una de las versiones más poderosas, ya que puede distribuir hasta 100 vatios de potencia. Una mejora a tener en cuenta, pues el USB 2.0 solo podía transferir 2,5 vatios.

En otras palabras, el USB-C podría suministrar la energía necesaria a un smartphone u otros dispositivos más potentes como ordenadores y portátiles, puesto que estos necesitan, generalmente, tan solo 60 vatios para cargar su batería. Además, es bidireccional, es decir, es capaz de transmitir y recibir energía.

Con su compatibilidad universal, velocidad, potencia y versatilidad, el USB-C es la solución más buscada para conectar pantallas de ordenador, pues ofrece un sinfín de posibilidades para incrementar la productividad en el trabajo. El monitor ViewSonic VG2455, por ejemplo, utiliza un cable USB-C. Con un solo puerto, puede transferir energía, transferir información, vídeo y eliminar todos esos cables que emplea para poner en funcionamiento su ordenador. Asimismo, podrá disfrutar de su conectividad versátil, puesto que es compatible tanto con HDMI, DisplayPort, VGA, así como con el USB 3.0.

Por otro lado, el VP2785-4K es un monitor que le ofrece una resolución de 3840 x 2160 píxeles (4K) con una conexión múltiple con puertos USB 3.1 C, además de DisplayPort y HDMI. Estas características convierten a este monitor en la opción perfecta para trabajos de diseño, fotografía, diseño gráfico, edición de vídeos e imprenta.

USB-C Plus Thunderbolt

Con el nuevo hardware de interfaz Thunderbolt, el USB-C es todavía más veloz. El USB-C es ahora el USB más versátil y potente del mercado. Es compatible con cualquier puerto, pantalla o dispositivo, mientras que la interfaz Thunderbolt lleva la velocidad del USB-C hasta los 40 Gb por segundo (8 veces más rápido que los puertos existentes en los ordenadores actuales). Asimismo, mejora significativamente la potencia y la calidad de imagen, permitiendo alojar hasta 8 veces más información y mejorando la banda ancha de imagen hasta 4 veces.

¿Qué puerto es el más indicado para los monitores?

Con la invención del USB-C se da por sentado que la tecnología avanza rápidamente, ofreciendo soluciones más eficientes, potentes y universales. Sin embargo, encontrar el puerto o conector correcto todavía depende de sus necesidades.

El USB-C es una opción muy potente, la cual ofrece al usuario unos beneficios específicos, así como la compatibilidad con otros puertos. Aun así, DisplayPort, Mini DisplayPort, DVI, HDMI o VGA pueden ser lo que usted busca dependiendo de sus necesidades y de lo que quiera conseguir con ellos.

Teniendo en cuenta la dirección en la que la tecnología avanza y la velocidad en la que lo hace, como consumidores, nos encontramos en el momento perfecto para adaptarnos a los cambios.

Gracias a los puertos de conexión y a los avances que nos proporcionan, podemos sacarles mucho más partido a nuestros dispositivos. Las posibilidades pueden ser infinitas mucho antes de lo que pensábamos.