Cómo Utilizar Eficazmente las Herramientas de Evaluación Educativa

La evaluación sumativa y la evaluación formativa son dos herramientas para maestros. Sin embargo son muy diferentes, y son importantes para la educación de la misma manera. La evaluación sumativa son proveídas al final de un periodo instruccional. La evaluación formativa es proporcionada por medio del progreso y la comprensión. Como todas las areas en educación, ambas son asistidas con la aplicación correcta de la tecnología.

Lee acerca de el mejor uso de la evaluación sumativa y formativa al enseñar.

Una comparación de la evaluación sumativa y la evaluación formativa

Los principales componentes de ser un educador son la preparación, la enseñanza y la evaluación. Hoy profundizaremos el debate sobre la evaluación educativa. Según Edutopia.org la evaluación educativa es una parte integral del proceso de instrucción y aprendizaje. Para esta comparación, consideraremos la evaluación educativa bajo dos categorías: sumativa o formativa. Cada una tiene un papel para analizar globalmente los resultados de aprendizaje de los estudiantes.

Cómo explicar la evaluación sumativa

«Evaluación al final» es la principal perspectiva de las evaluaciones sumativas. ¿Cómo podemos definir de manera justa si un grupo de estudiantes cumplió con los estándares que han fijado el docente, el consejo directivo de la escuela y el gobierno? Tradicionalmente, la respuesta se encontraba en darles a los estudiantes una evaluación o prueba una vez que se haya cumplido el período de instrucción. Las evaluaciones sumativas en general se llevan a cabo al finalizar un proyecto, unidad, curso, semestre, programa o año escolar. En pocas palabras, la evaluación sumativa está destinada a evaluar el aprendizaje de los estudiantes al finalizar una unidad de instrucción al compararlos con un estándar o referencia establecido.

Un ejemplo de una evaluación sumativa

Por ejemplo, un docente les muestra a un grupo de estudiantes algunos conceptos matemáticos, se le dan ejemplos y prácticas, y el docente considera que los estudiantes comprenden bien los conceptos tratados. Para evaluar si los estudiantes realmente tuvieron éxito en alcanzar los objetivos de aprendizaje, al finalizar el período se les da una evaluación. Si los estudiantes tuvieron éxito, los resultados deberían estar equiparados con la mayoría de la clase y los estándares establecidos. Si no hubieran tenido éxito, los resultados de los estudiantes serían comparativamente inferiores y estarían por debajo del estándar. A futuro, se podrán hacer ajustes que se adapten mejor a sus necesidades.

Cuáles son los diferentes tipos de evaluación sumativa

  • Parcial
  • Final
  • Proyectos a plazo
  • Informes/Ensayos
  • Pruebas estandarizadas (evaluación de estándares comunes, AP, SAT, examen de salida de la escuela secundaria, exámenes de ingreso universitario, GED)

Cuándo usar la evaluación sumativa

  • Al finalizar un proyecto, unidad, curso, semestre, programa, ciclo lectivo

Ventajas de la evaluación sumativa

  • Escalables: Las evaluaciones se pueden utilizar para un solo estudiante o para un número ilimitado de estudiantes.
  • Duplicables: Las evaluaciones se pueden utilizar una y otra vez con diferentes grupos de estudiantes.
  • Estandarizadas: Las evaluaciones son las mismas para todos los estudiantes de la materia.
  • Identificables: los resultados no se basan en factores desconocidos, sino en puntos de referencia establecidos.
  • Comparables: los resultados se pueden comparar con un valor de referencia y con otros estudiantes.
  • Rápidas: Todos los estudiantes reciben la misma evaluación al mismo tiempo.

Desventajas de la evaluación sumativa

  • Creatividad: Reduce el individualismo de los docentes y la variedad de temas de enseñanza.
  • Adaptabilidad: Los maestros pierden la capacidad de adaptarse a las necesidades de los estudiantes a medida que avanzan.
  • Retraso: Los maestros no conocen el resultado del éxito del aprendizaje hasta que finaliza el período de instrucción.

Cómo explicar la evaluación formativa:

«Evaluación mientras avanzan» es la principal perspectiva de las evaluaciones formativas. El docente utiliza una variedad de métodos para llevar a cabo evaluaciones de la comprensión, el aprendizaje y el progreso mientras dure la instrucción Esto generalmente se hace mientras enseña la lección y continúa hasta que finaliza. En otras palabras, la evaluación formativa está destinada a evaluar el aprendizaje de los estudiantes mientras aprenden.

Un ejemplo de una evaluación formativa

Por ejemplo, un docente le explica a la clase algunos datos científicos. Para evaluar si los comprendieron, al finalizar la clase les da un cuestionario breve. Se evalúa a los estudiantes según si tienen una comprensión suficiente de los objetivos de aprendizaje antes de que la clase pueda continuar. Si los estudiantes tuvieron éxito, los resultados deberían demostrar que comprendieron bien el material. Si no hubiera tenido éxito, los resultados serían deficientes. Se pueden realizar ajustes para adaptarla a las necesidades de los estudiantes antes de continuar con la lección siguiente, como hacer revisiones adicionales, más prácticas y hacer ajustes en la enseñanza.

Diferentes formas de evaluación formativa

  • Cuestionarios
  • Votaciones/Encuestas
  • Tareas
  • Reseñas
  • Tareas en clase
  • Preguntas al final del capítulo
  • Presentaciones de resumen
  • Evaluaciones de práctica

Cuándo usar la evaluación sumativa

  • Entre temas, conceptos, lecciones, capítulos, antes de los exámenes formales.

Ventajas de la evaluación sumativa

  • Creatividad: Los docentes están más inclinados a encontrar nuevas formas de evaluar la capacidad y la comprensión de los conceptos que tienen los estudiantes.
  • Adaptabilidad: Los docentes pueden adaptarse a las necesidades de los estudiantes a medida que avanzan.
  • Feedback instantáneo: Los docentes pueden identificar rápidamente las áreas problemáticas o acelerar los conceptos que son demasiado fáciles.
  • Aplicación continua: Los estudiantes continuamente aplican y se los evalúa según lo que están aprendiendo.

Desventajas de la evaluación formativa

  • Falta de escalabilidad: No todas las evaluaciones se pueden replicar y dar a otros estudiantes, ya que se adaptan a un grupo específico de estudiantes y a las necesidades actuales de la clase.
  • Falta de duplicación: Las evaluaciones varían ampliamente y se dan periódicamente.
  • Falta de estandarización: Las evaluaciones se dan a discreción del docente.
  • No influyentes: los resultados normalmente no tienen el mismo peso que las pruebas formales en la calificación final.
  • No comparables: Como las evaluaciones se dan a discreción del maestro, los resultados no se pueden compartir universalmente o comparar con otros.
  • Consumen tiempo: Muchas evaluaciones se dan en varias ocasiones durante el curso, lo que demanda tiempo que se podría haber utilizado para la instrucción.
  • Aumento de la carga de trabajo: Varias evaluaciones se suman a la carga de trabajo del docente y la calificación debe realizarse rápidamente para que la adaptabilidad de la evaluación formativa sea beneficiosa para los alumnos. Los estudiantes también deben dedicar tiempo a estudiar mientras siguen trabajando en sus tareas.

Debate entre la evaluación sumativa y la evaluación formativa

Es motivo de debate si la evaluación sumativa es la mejor manera de evaluar los logros educativos de los estudiantes. Muchos argumentan que las evaluaciones sumativas son demasiado arcaicas en una sociedad donde vemos a cada estudiante como individuo que no deberían estar sujetos a criterios educativos generalizados. Comparar a los estudiantes unos con otros crea un entorno de competitividad y búsqueda de la adecuación.

Además, si se pone un foco extremo en las evaluaciones sumativas, esto trae muchas desventajas. Si a los docentes se les asigna una cantidad determinada de conocimiento y tiempo en el que cada estudiante debería alcanzar un objetivo de aprendizaje específico, tanto la enseñanza como el aprendizaje se vuelven mecánicos. Esto se puede observar con claridad en el énfasis de las pruebas estandarizadas como SAT y la suma del éxito de un estudiante en la escuela. Entonces, los estudiantes deben estudiar para pasar una prueba sobre conocimientos no acumulativos. Entonces también se califica a los docentes con base en las calificaciones de sus pruebas, no en sus esfuerzos para la enseñanza.

Por otro lado, quienes las respaldan argumentan que la evaluación sumativa tiene sus ventajas. La principal es que son más eficientes, dado que les da a los docentes un método para acceder a los resultados de aprendizaje como grupo.  La mayor parte del proceso de evaluación queda para el final y se realiza de una vez. Esto tiene como resultado que se obtienen calificaciones de manera más eficiente. A todos los estudiantes se le califican con los mismos valores de referencia, así que existe menos discriminación y se disuade el favoritismo de los individuos. Los resultados de las evaluaciones también se pueden informar, comparar y reproducir fácilmente con otras clases.

En cuanto a quienes respaldan las evaluaciones formativas, afirman que el principal objetivo de la enseñanza es asegurarse de que los estudiantes comprendan los conceptos. Al analizar continuamente las necesidades de los estudiantes, el docente tiene un panorama muy claro de su progreso. Los docentes también pueden hacer pequeños ajustes para adaptarse a las necesidades actuales de los estudiantes para garantizar la comprensión. No solo esto, sino que los mismos estudiantes tienen más práctica en la aplicación de los conceptos y reciben un feedback oportuno.

Lo más importante para los partidarios de la evaluación formativa es la cantidad de tiempo y esfuerzo necesarios para llevar a cabo continuamente evaluaciones periódicas. Las evaluaciones formativas se dan varias veces durante el período de instrucción, como una vez por día, semana o mes, todas ocupan parte de la hora de clase. Esto suma a la carga laboral, tanto del docente como de los alumnos. Se utiliza tiempo de clase tanto para llevar a cabo las evaluaciones formativas como para revisar los resultados, lo que significa que hay menos tiempo para cubrir objetivos de aprendizaje adicionales.

Las evaluaciones sumativas y formativas en la educación integral

Existen varias ventajas y desventajas en las evaluaciones sumativas y formativas y, para la mayoría de los docentes, se trata de un fino equilibrio entre las dos. Las evaluaciones formativas se usan para ver dónde se encuentran los estudiantes en su proceso de aprendizaje, darles práctica para aplicar los conceptos y prepararlos para las evaluaciones sumativas. Las evaluaciones sumativas se usan entonces para medir los resultados acumulativos del período de instrucción y producir resultados que se puedan informar para que los estudiantes puedan avanzar. Ambos tipos de evaluaciones se respaldan entre sí y tienen un papel fundamental en la evaluación educativa integral. Para ser un educador equilibrado, es importante usar ambas herramientas combinadas de manera efectiva. Por ejemplo, usar cuestionarios breves (evaluación formativa) después de una lección importante para ver qué estudiantes tienen dificultades con los materiales. Después, se combinan tareas, presentaciones breves y pruebas de práctica. Al finalizar el período, los estudiantes estarán bien preparados para evaluar sus logros de aprendizaje en la evaluación final (evaluación sumativa). Para la calificación final, asegúrese de reflejar ambos tipos de evaluaciones y recompense a los estudiantes por su esfuerzo acumulado y por la evaluación final.

Cómo Utilizar Eficazmente las Herramientas de Evaluación Educativa

Mejorar la evaluación sumativa y la evaluación formativa mediante la tecnología

La tecnología está cambiando varios aspectos de la educación y la evaluación no es la excepción. Por ejemplo, la digitalización del contenido del curso. Los materiales del aula están cambiando de texto a digitales, lo que ofrece muchas más opciones, como contenido adicional, capacidad de búsqueda, video, imágenes y la posibilidad de compartir. Los docentes pueden cargar estos materiales en el software de gestión del aula, como Google Classroom donde ellos mismos y los estudiantes puedan acceder fácilmente. Muchos docentes también están digitalizando las tareas y otro contenido de la asignatura, para que los estudiantes puedan trabajar de forma individual o como grupo usando herramientas en línea, como chat y foros en línea. Otro ejemplo de digitalización son las pizarras digitales, como la Pizarra digital ViewSonic, que supone una gran ayuda en el aula, dado que ofrece más oportunidades para que docentes y estudiantes interactúen de maneras diferentes. Al usar las pizarras digitales, tanto docentes como alumnos tienen la libertad de dibujar, abrir libros electrónicos y mostrar lecciones en video. Las pizarras digitales también se pueden conectar con las computadoras personales y tabletas de los estudiantes para facilitar aún más el intercambio de ideas.

Las evaluaciones sumativas y formativas por igual están mejorando gracias a los avances en la tecnología. Se puede digitalizar las evaluaciones formativas, como lo son las tareas y los cuestionarios, para poder gestionarlos, entregarlos y calificarlos, todo desde dispositivos conectados a internet. A gran escala, el software de evaluación sumativa, como Easy LMS, ya se utiliza para varias pruebas estandarizadas. El software de la evaluación puede mezclar automáticamente las preguntas, seleccionar preguntas que se adapten a la capacidad del estudiante y recopilar los resultados de la prueba. El software de evaluación también puede ofrecer muchas herramientas digitales que ayuden a crear, seleccionar, administrar, calificar y compartir los resultados de las evaluaciones.

Integrar la evaluación sumativa y la evaluación formativa en el aula

Hemos aprendido que tanto la evaluación sumativa como la evaluación formativa son componentes importantes de la instrucción y del proceso de aprendizaje. La próxima vez que esté planeando un plan de estudios para su curso, intente integrar más evaluaciones sumativas en momentos clave del tiempo de instrucción. Además, preste atención a la importancia de las evaluaciones formativas sin dejar que sea el factor impulsor para evaluar los objetivos de aprendizaje. Utilice las evaluaciones como una herramienta para mejorar el aprendizaje de sus alumnos.