Se agregó con éxito su producto al carrito.

Caso práctico

La Solución ViewSonic® ViewBoard®

Prepara a la Escuela Secundaria para la Adaptabilidad Interactiva en medio de la Crisis del COVID-19

Compañía

Brentwood Academy, que recibe alumnos de Brentwood (Tennessee) y de la comunidad circundante, es una escuela secundaria universitaria independiente de enseñanza mixta para alumnos de sexto a duodécimo grado. La escuela, que ofrece una amplia gama de clases, incluidos cursos para alumnos destacados y cursos avanzados,
se encuentra ubicada 15 millas al sur de Nashville.

Descripción general

Problema:

  • Desarrollar un sistema de enseñanza flexible para adaptarse a un clima de cambios.
  • Prepararse para el aprendizaje presencial y, al mismo tiempo, tener la capacidad de cambiar a una solución de aprendizaje híbrido.

Solución:

  • Pantallas interactivas ViewSonic® ViewBoard® IFP6550 4K de 65 pulgadas.
  • Software myViewBoardTM.

Resultado:

  • Brentwood Academy está lista para ofrecer una educación de primera calidad en cualquier circunstancia previsible.
  • Se adapta fácilmente a aquellos que necesitan aprender o enseñar desde sus casas.
  • Mejora el aprendizaje de los alumnos y permite la interactividad en formas nuevas que nos entusiasman a nosotros y a los docentes.

Con este nuevo sistema, podremos incluir a aquellos que necesitan aprender o enseñar desde sus casas con mayor facilidad. También podremos satisfacer las necesidades de los alumnos que deban recuperarse o hacer la cuarentena en sus casas e implementar un cambio rápido si, en algún momento, necesitamos pasar todo a una enseñanza 100 % remota.

— Jeff Bryant, director académico de Brentwood Academy

Problema

Al igual que miles de escuelas de todo el país, en marzo de 2020, Brentwood Academy cerró sus puertas y comenzó a hacer un experimento sin precedentes en la enseñanza a distancia, debido a la rápida propagación del nuevo coronavirus. Para implementar una solución rápidamente, el equipo de TI preparó a los docentes para usar Zoom como plataforma de aprendizaje a distancia, a fin de que los estudiantes pudieran terminar el ciclo lectivo.

Con este recurso provisional implementado, el equipo se dedicó a prepararse para el siguiente año escolar. Nadie podía predecir si la propagación del COVID-19 impediría el regreso a las clases presenciales en el otoño ni si sería necesario otro cierre posterior en caso de que la escuela pudiera reabrir sus puertas según lo programado.

“Nos tomamos el tiempo de reflexionar sobre las condiciones actuales debido al COVID-19, mientras que la escuela no estaba funcionando”, dijo el director de TI de Brentwood Academy, Chris Allen. “Estuvimos explorando opciones de sistemas que nos permitieran adaptarnos a un clima cambiante, ya fuera que se decretara una cuarentena completa o en caso de que el personal o los estudiantes debieran aislarse”.

Según Allen, la meta era estar preparados para la educación presencial y, al mismo tiempo, tener la capacidad de pasar de un momento a otro a una enseñanza híbrida o totalmente virtual.

Solución

Para lograr la meta de ofrecer un sistema de aprendizaje muy flexible y adaptable, el equipo de Brentwood Academy se dio cuenta de que necesitaban más que un software de comunicación. Del mismo modo, su sistema de proyección actual no solo limitaba sus opciones, sino que presentaba los desafíos inherentes del aula. La conectividad cableada para computadoras portátiles, reproductores de VCR/DVD y cámaras era engorrosa, desordenada y consumía mucho tiempo. El sistema de audio montado en el techo emitía el sonido a las aulas cercanas, mientras que las funciones de interactividad y anotación eran limitadas.

Invertir en pantallas interactivas con una conectividad sólida y con funciones de comunicación•y de anotaciones permitiría que los docentes llevaran una mejor experiencia similar al aula​​para los alumnos remotos.

La transición a Zoom para el aprendizaje a distancia funcionó. Por eso, Allen consideró, inicialmente, una solución de visualización basada en Zoom. Luego descubrió ViewSonic.

“Investigué qué empresas estaban aprovechando Zoom con sus pantallas interactivas”, dijo Allen. “Cuando descubrí ViewSonic, quedó claro que su solución ofrecía la adaptabilidad que buscábamos. Estaba claro que las pantallas interactivas ViewSonic® ViewBoard® y el software myViewBoardTM brindarían muchas opciones y oportunidades”.

Más investigación y pruebas hicieron que se llegara a la decisión final de crear un sistema adaptable con varios componentes, cuya pieza central era la pantalla interactiva 4K ViewSonic® ViewBoard® IFP6550 de 65 pulgadas.

“Pusimos pantallas ViewSonic ViewBoard de 65 pulgadas en cada aula. Son el corazón de nuestro entorno de aprendizaje virtual preparado para la enseñanza híbrida”, dijo Allen. “Junto con el software myViewBoard, conectan todas las piezas del sistema. Dado que son dispositivos agnósticos, pueden utilizarse con otras herramientas que nuestros docentes ya usan, como cámaras y reproductores de VCR”.

Estandarizados en torno a Microsoft 365 Education, pasaron de Zoom a Microsoft Teams para la colaboración por video. Allen dijo que no se necesitaba ningún equipo adicional de sonido, ya que el audio integrado de ViewSonic® ViewBoard® era suficiente para cada aula y quedaba contenido en esta. Las PC Intel NUC pequeñas impulsan cada disposición del aula, mientras que el software ViewSonic® myViewBoard® basado en la nube ofrece capacidades de pizarra para usar en persona y la posibilidad de preparar los materiales y presentarlos desde cualquier lugar.

“El software myViewBoard combina todo lo que necesitábamos para enseñar en cualquier circunstancia”, dijo Jeff Bryant, director académico de Brentwood Academy, quien trabajó junto con Allen para desarrollar el nuevo sistema. “Desde el primer momento en que vi la solución de ViewSonic, me impresionó su capacidad para ofrecer interactividad entre docentes y alumnos y poder adaptarse a escenarios híbridos”.

Para Allen, quizá el mayor desafío fue la autenticación. Aunque las pantallas interactivas ViewBoard más nuevas tienen un lector de huellas digitales integrado, Brentwood Academy eligió un modelo anterior para poder incluir al personal suplente. La preocupación era la seguridad de las contraseñas. La solución: Windows Hello, el método de autenticación integrado en Windows 10 Pro, junto con una llave USB FIDO2.

“Básicamente, es como una llave de auto para la pantalla ViewBoard, que tiene tres puertos USB de fácil acceso. Cada llave está vinculada con la identidad de un docente en Microsoft 365”, explicó Allen. “Los docentes solo deben conectar la llave en cualquier pantalla ViewBoard del campus, que luego les pedirá un PIN”.

Otro motivo de orgullo en la configuración de sistema único son las dos cámaras web USB 3.0 colocadas estratégicamente en un campo de visión de 105 grados con micrófonos integrados en cada aula.

“Tenemos una cámara web montada en la parte superior de cada pantalla ViewBoard y otra colocada en el techo, a unos 10 pies dentro del aula”, dijo Allen. “Esto nos permite capturar más de lo que pasa en el frente del aula”.

La meta, comentó Allen, era replicar la interacción con cada participante en una llamada de Zoom.

“El concepto de Zoom de aprendizaje a distancia permite que todos los alumnos que participan se vean e interactúen unos con otros”, dijo Allen. “Con nuestra disposición de doble cámara, los docentes pueden pasar a la segunda cámara para mostrar toda el aula durante un debate. Como resultado, los que participan desde sus casas o desde otro lugar se involucran más. Si solo tuviéramos la cámara frente a ViewBoard, los alumnos que estudian a distancia únicamente podrían ver al docente y el frente del aula”.

Por último, pero no menos importante, el equipo compró 75 tabletas para dibujo ViewSonic WoodPad, que permiten que los docentes repliquen la experiencia de la pizarra desde sus casas.

Resultado

Aunque las realidades del año lectivo 2020-2021 son bastante inciertas, Brentwood Academy está preparada para ofrecer una educación de primera calidad en cualquier circunstancia previsible. Los docentes recibirán capacitación en el sistema ViewSonic ViewBoard desde principios de agosto, luego se configurarán sus llaves FIDO2 durante la orientación con las terminales de asistencia técnica para guiarlos en el proceso de agregar la llave a sus perfiles de Microsoft.

“Desde el primer día, tendremos la seguridad adicional de esta autenticación de múltiples factores”, dijo Allen. “Y los docentes podrán lanzar de manera segura cualquier programa y aplicación que se asocie con sus perfiles de cuenta de Microsoft Education desde cualquier pantalla ViewBoard del campus, incluido su centro personal myViewBoard y Microsoft OneDrive”.

Los alumnos que inicien el ciclo lectivo en forma presencial verán una disposición nueva y asombrosa del aula y tendrán la experiencia de una colaboración mejorada y de interacción con el contenido. Aquellos que deban estar fuera del aula por cualquier motivo disfrutarán de forma similar de los beneficios mejorados en materia de aprendizaje colaborativo e interactivo.

“Con este nuevo sistema, podremos incluir a aquellos que necesitan aprender o enseñar desde sus casas con mayor facilidad", dijo Bryant. "También podremos satisfacer las necesidades de los alumnos que deban recuperarse o hacer la cuarentena en sus casas e implementar un cambio rápido si, en algún momento, necesitamos pasar todo a una enseñanza 100 % remota”.

Aquellos que aprendan en forma remota (que Bryant indica que incluye a alumnos que viajan durante el año escolar para asistir a torneos deportivos o de debates) recibirán aprendizaje sincrónico, junto con las imágenes y el audio de sus docentes y compañeros, además de la visibilidad completa de todo el contenido que se muestra y maneja en las pantallas ViewSonic ViewBoard. Para aquellos que no pueden sincronizarse en directo, la solución ofrece la posibilidad de grabar el contenido visual y auditivo, dijo Bryant.

“Con nuestro horario de bloques, puede ser difícil ponerse al día si un alumno pierde, incluso, una sola clase”, dijo Bryant. “Gracias a la combinación de myViewBoard y Microsoft Teams, no deben esperar a tener el material de segunda mano. Los profesores pueden grabar el material clave de la clase y ponerlo a disposición en cualquier momento y lugar”.

Agregó que esto es una herramienta increíble para todos los alumnos, ya que pueden usar el material grabado para revisar conceptos y prepararse para los exámenes.

Los beneficios para los docentes son igualmente notables. Allen sostiene que, en primer lugar, el equipo de TI quería ofrecer una solución que permitiera a los docentes adaptar de forma sencilla sus estilos de enseñanza y sus conjuntos de herramientas existentes.

“Queríamos que fuera una transición sin inconvenientes para los docentes. El uso del software myViewBoard y de las pantallas ViewBoard es tan intuitivo que facilita esta tarea”, afirmó Allen y añadió que, como no es un sistema propio, será más fácil para que los docentes utilicen cualquier herramienta que ya estén empleando. Cuando entren al aula por primera vez, todo estará listo para usarse.

“Con la disposición que creamos, lo único que los docentes deberán hacer es venir a clase, iniciar sesión en Windows, abrir Teams y ejecutar el software myViewBoard”, dijo Allen. “Desde ese momento, ya tendrán una sesión de clase abierta en Teams y podrán compartir su escritorio, que es su pizarra myViewBoard. Pueden mostrar fácilmente la sesión de myViewBoard desde Teams, así como entrar y salir de la ventana de myViewBoard para abrir un navegador web, mostrar un video de YouTube o abrir una aplicación. Es todo muy sencillo”.

Las capacidades flexibles abordan otro desafío crítico para los docentes durante la crisis de COVID-19: la presión de lograr un equilibrio entre el trabajo y la familia.

“Si tenemos que pasar al aprendizaje a distancia”, explicó Allen, “los docentes enfrentarán el desafío de enseñar desde su casa. Con este sistema, pueden entrar a sus aulas y enseñar desde sus pantallas ViewBoard”.

Las tabletas ViewBoard WoodPad ofrecen un nivel adicional de seguridad, según Allen, al permitir que los docentes interactúen con su software myViewBoard y desarrollen materiales visuales desde sus casas, ya sea para tenerlos preparados desde antes o porque están aislados debido a una posible exposición al coronavirus.

Durante estos tiempos inciertos, sin embargo, hay mucho entusiasmo por este nuevo sistema, dijo Allen.

“Dos docentes impartieron clases de verano usando las pantallas ViewSonic ViewBoard”, dijo. “Otros docentes vinieron y quedaron asombrados con el sistema, así que preguntaron cuándo lo usarían”.

El personal ha estado haciendo el mismo pedido, lo que llevó a Allen a poner pantallas ViewSonic ViewBoard en los espacios de reunión de las escuelas y en cada aula.

“Todos estamos involucrados con la solución de ViewSonic y no podríamos estar más felices de usarla”, dijo Bryant. “Aunque nunca tengamos que dar clases híbridas o remotas, las pantallas ViewSonic ViewBoard mejorarán el aprendizaje de los alumnos y permitirán la interactividad de nuevas maneras que entusiasman tanto a los alumnos como a los docentes”.

¿Y si es necesario el aprendizaje a distancia?

“Confío en que alcanzamos nuestra meta de tener los mejores productos del mercado que nos ayudarán a ofrecer una experiencia de aprendizaje de primer nivel, ya sea dentro o fuera del aula”, concluyó Allen.